Inversion Verde Periodico Ambiental de Bolivia
   Enlaces

   * Gestión Socio Ambiental
   www.greeninvestment.org
   * Desarrollo Sostenible
   www.redesma.com
  Sugerencias, Contacto
  Para nuestros lectores
   
Apórtenos su opinión y sugerencias para mejorar nuestra cobertura informativa

  Suscripciones
  Dése de alta ahora

Reciba boletines mensuales en su correo elctrónico.

  Portada  Noticias  Noticia 14
 

Noticias.-

 

HACIA LA COP 23 EN BONN, ALEMANIA- CUMBRE MUNDIAL SOBRE CAMBIO COP 23 ¿Que presenta Bolivia?

 

La Paz, Bolivia - 22 de septiembre de 2017. Del 07 al 16 de noviembre de 2017 se llevará a cabo en Bonn – Alemania, la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, a través de la Conferencia de las Partes (o COP Conference of Parties por sus siglas en inglés) y organizada por la República de Fijy, país insular de Oceanía en el Oceano Pacífico.

 

Antes de la realización de la COP 23 se organizaron reuniones previas de coordinación y de avances. La idea es seguir perfeccionando los mecanismos de funcionamiento del denominado Acuerdo de París, documento aprobado en la ciudad del mismo nombre en la COP 21 el año 2015.

Luego de la suscripción del Acuerdo de París en Nueva York en 2016, las propuestas basadas en la premisa que las naciones reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero bajo el objetivo de hacer que la temperatura del planeta Tierra no sobrepase los 2 grados Centígrados (2°C) para 2100.

 

Si bien comentamos en un artículo anterior la peculiar característica del Acuerdo de París de ser un plan ambicioso, se espera que con la COP 23 puede hacerse operativo el mecanismo de aplicación de este instrumento de reducción de la contaminación atmosférica del planeta. Se tiene previsto que el año 2018 será terminada la guía procedimental de funcionamiento del Acuerdo.

 

También se buscará hacer que la información sea transparente en cuanto a los mecanismos y procedimientos, así como los aportes de las naciones sobre sus acciones frente a la reducción de gases de efecto invernadero y los mecanismos de financiamiento climático futuro.  Tal vez la parte de la información transparente más representativa, debe ser la lista actualizada de contribuciones nacionales (INDC) de cada país parte de la convención.

 

Las INDC (Intended Nationally Determined Contributions) o Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, surgen por la necesidad de contar con un listado de acciones climáticas de los países miembro de la Convención de Naciones Unidas, posteriores al año 2020. Estas acciones climáticas serán un reflejo del posible logro de objetivos del Acuerdo de París y formarán parte de cambios, adecuaciones o ajustes que deberán realizarse al Acuerdo, mientras se avances las acciones climáticas.

 

En Bonn entre el 8 y 18 de mayo de 2017 y en el marco de la Evaluación Multilateral, 17 países desarrollados presentaron los avances en materia de acciones climáticas; a saber: Canadá, Chipre, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Irlanda, Islandia, Japón, Kazajstán, Liechtenstein, Luxemburgo, Mónaco, Portugal, Rumania y la Federación Rusa; cuyas metas podrían ser alcanzadas hasta 2020.

Cada uno expuso los mecanismos que se están creando en sus países, a fin de lograr las metas de reducción de gases de efecto invernadero. Algunos mecanismos son bastante innovadores, debido a que en años venideros se estarían implementando impuestos por la generación de gases y por ende Calentamiento Global. Este es el caso de Canadá. La Federación Rusa, incrementará la forestación de su territorio.

El Estado Plurinacional de Bolivia, además de la ratificación del Acuerdo de París a través de la Ley 835 del 17 de septiembre de 2016, realizó Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, dividiendo en dos grupos su aporte: 1. Período 2015-2030 con Esfuerzo Nacional y 2. Período 2015-2030 con Cooperación Internacional.

 

Entre lo planteado se encuentra:

 

1. Período 2015-2030 con Esfuerzo Nacional, respecto de la línea de base del año 2010:

· Agua. Incrementar de forma integral la capacidad de adaptación y reducir sistemáticamente la vulnerabilidad hídrica del país.

· Energía. Incrementar la capacidad de generación eléctrica a través de energías renovables para el desarrollo local y de la región.

· Bosques y agricultura. Incrementar la capacidad de mitigación y adaptación conjunta a través del manejo integral y sustentable de los bosques. i) Con relación al agua, se impulsarán acciones con un enfoque de adaptación al cambio climático y gestión integral de riesgos, lográndose los siguientes resultados:

· Se ha triplicado (3.779 millones de m3) la capacidad de almacenamiento de agua el 2030, respecto a los 596 millones de m3 del 2010.

· Se ha alcanzado el 100% de la cobertura de agua potable el 2025, con sistemas de prestación de servicios resilientes.

· Se ha reducido el componente de agua en las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) a 0,02% al 2030.

· Se ha triplicado la superficie de riego superando 1 millón de hectáreas al 2030 respecto a las 296.368 hectáreas del 2010, duplicándose la producción de alimentos bajo riego al 2020 y triplicándose al 2030, respecto a 1,69 millones de TM del 2010. De esta manera se habrán logrado sistemas agropecuarios resilientes.

· Se ha avanzado significativamente en la participación social para la gestión local del agua, incrementándose al 80% el número de organizaciones sociales de gestión del agua con sistemas resilientes respecto al 35% del año 2010.

 · Se ha incrementado la producción de alimentos bajo riego, en más de 6 millones de TM el año 2030 respecto al 2010. · Se ha incrementado el Producto Interno Bruto (PIB) a 5,37% el 2030, con la contribución de sistemas de servicios de agua potable y de riego resilientes.

 

· Se ha reducido la vulnerabilidad hídrica de 0,51 a 0,30 unidades el año 2030 respecto al 2010, que es medida con el Índice Nacional de Vulnerabilidad Hídrica del país, considerando aspectos relacionados con la exposición (amenazas), sensibilidad hídrica (escasez hídrica) y capacidad de adaptación.

· Se ha incrementado la capacidad de adaptación de 0,23 unidades el año 2010 a 0,69 unidades el año 2030, que es medida a través del Índice Nacional de Capacidades de Adaptación en Agua. Para el logro de los resultados vinculados con el agua se desarrollarán las siguientes medidas y acciones:

· Desarrollo de infraestructura resiliente para los sectores productivos y de servicios. · Construcción de redes de cobertura de agua potable y alcantarillado.

· Reuso del agua con fines productivos para incrementar la producción de alimentos.

· Restauración de la cobertura vegetal (arbórea, pastizal, humedales y otros) para evitar la erosión y reducir los daños por eventos climáticos adversos.

· Incremento de la superficie de riego a través de sistemas de riego revitalizados, riego tecnificado, riego con represas, cosecha de agua, proyectos multipropósito y reuso de agua.

· Construcción de hidroeléctricas multipropósitos para ampliar la capacidad de almacenamiento de agua.

· Plantas de tratamiento de aguas residuales domesticas e industriales para reducir sus aportes de metano hacia la atmosfera.

· Fortalecimiento de la gestión comunitaria, cooperativa y de las capacidades locales para la adaptación al cambio climático, incluyendo la gestión comunitaria del riego y administración colectiva de los servicios de agua.

· Aplicación de prácticas, saberes y conocimientos ancestrales, en el marco de la gestión integral del agua.

· Acciones de gestión de riesgos para mitigar las amenazas recurrentes de los riesgos de sequía e inundación.

· Instalación de estaciones hidrometeorológicas, geológicas y sísmicas articuladas al nivel nacional.

· Gestión de la calidad del servicio y reducción de pérdidas, incluyendo la promoción en el uso de artefactos de bajo consumo de agua, sistemas sanitarios eficientes y tecnologías alternativas.

· Cosecha de agua de lluvia para diferentes usos domésticos, así como el re-uso de aguas grises provenientes de duchas, lavamanos, lavanderías y bajantes pluviales, para diversos usos domésticos exceptuando para el consumo humano.

· Uso más amplio de tecnologías de cosecha de agua, conservación de la humedad del suelo y uso más eficiente del agua (riego y ganado) (como abastecerse cuando hay escasez y como almacenar cuando hay abundancia).

 · Implementación de sistemas de tratamiento y potabilización de agua para mejorar la calidad del agua para consumo humano.

 

· Acciones para el tratamiento de aguas contaminadas provenientes de actividades mineras, industriales y otras áreas productivas.

· Fortalecimiento de las capacidades administrativas, técnicas y de gestión de los sistemas sociales y públicos de agua. ii) Con relación a energía, se impulsarán acciones con un enfoque de mitigación y adaptación al cambio climático y desarrollo integral, lográndose los siguientes resultados:

· Se ha incrementado la participación de energías renovables a 79% al 2030 respecto al 39% del 2010.

· Se ha logrado incrementar la participación de las energías alternativas y otras energías (vapor ciclo combinado) del 2% el 2010 al 9% el 2030 en el total del sistema eléctrico, que implica un incremento de 1.228 MW al año 2030, respecto a 31 MW de 2010.

· Se ha incrementado la potencia del sector eléctrico a 13.387 MW al año 2030, respecto de 1.625 MW el 2010.

· Se han reducido las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) por cobertura de electricidad de 14,6% el año 2010 a 3% el año 2025.

 

· Se ha desarrollado el potencial exportador de electricidad, generada principalmente por energías renovables, llegándose a exportar el año 2030 un estimado de 8.930 MW, incrementándose la renta energética del Estado.

· Se ha reducido la pobreza moderada al 13,4% al 2030 y erradicado la extrema pobreza al 2025, por impacto entre otros de la generación y cobertura de energía, incluyendo el incremento, distribución y redistribución de la renta energética.

· Se ha contribuido al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) a 5,4% al 2030, debido a la incidencia del sector energético. Para el logro de los resultados vinculados con energía se impulsarán las siguientes medidas y acciones:

· Cambio y diversificación de la matriz energética con el crecimiento de energías renovables a través de la construcción de hidroeléctricas (pequeñas y medianas centrales hidroeléctricos, grandes centrales hidroeléctricas y multipropósito), así como impulso a las energías alternativas (eólica, biomasa, geotérmica y solar), y uso de otras fuentes de energía (vapor ciclo combinado).

· Universalización energética que favorece el acceso universal de energías limpias con énfasis en la población con mayor pobreza.

· Ampliación de redes de tendido eléctrico para transmisión y de cobertura de servicios de distribución.

· Participación del Estado en la generación energética, generando renta e implementando políticas de distribución y redistribución de riqueza.

· Promoción de exportación de energía adicional provenientes de fuentes de energía renovables, posicionando a Bolivia como centro energético regional con energías limpias. iii) Con relación a los bosques y agropecuaria, se impulsarán acciones con un enfoque de mitigación y adaptación conjunta al cambio climático y desarrollo integral, lográndose los siguientes resultados:

· Se ha alcanzado cero deforestación ilegal al 2020.

· Se ha incrementado la superficie de áreas forestadas y reforestadas a 4.5 millones de hectáreas al 2030.

· Se ha incrementado las áreas de bosques con manejo integral y sustentable con enfoque comunitario a 16,9 millones de hectáreas al 2030, respecto a 3,1 millones de hectáreas el año 2010.

· Se han fortalecido las funciones ambientales (captura y almacenamiento de carbono, materia orgánica y fertilidad del suelo, conservación de la biodiversidad y disponibilidad de agua) en aproximadamente 29 millones de hectáreas al 2030.

· Se ha contribuido al incremento del Producto Interno Bruto (PIB) al 5,4% el año 2030, favorecido por la producción agropecuaria y agroforestal de manera complementaria con la conservación.

· Se ha reducido a cero la extrema pobreza en la población que depende de los bosques al 2025, de un aproximado de 350 mil personas al 2010.

 · Se ha incrementado al 2030 la cobertura neta de bosques a más de 54 millones de hectáreas, respecto de las 52,5 millones del año 2010.

· Se ha incrementado la capacidad conjunta de mitigación y adaptación de las áreas comprendidas en los bosques y sistemas agropecuarios y forestales de 0.35 unidades el 2010 a 0,78 unidades el 2030, medido por el Índice Nacional de Vida Sustentable de los Bosques, lográndose sistemas productivos y de conservación complementarios y resilientes.

 

Para el logro de los resultados antes planteados en los bosques y sistemas productivos agropecuarios, agroforestales y forestales se implementarán las siguientes medidas y acciones:

 

· Fortalecimiento de las capacidades de resiliencia en los sistemas de vida, funciones ambientales y sus capacidades productivas agropecuarias y agroforestales.

 

· Fortalecimiento de las prácticas de manejo integral y sustentable de los bosques y el aprovechamiento integrado y sostenible de productos maderables y no maderables.

· Conservación de áreas con altas funciones ambientales.

· Restauración y recuperación de suelos degradados y bosques deteriorados.

· Fortalecimiento de las capacidades de regeneración de los bosques y sistemas forestales.

· Puesta en marcha de sistemas de control, monitoreo y seguimiento para la adecuada utilización de las zonas de vida boscosas.

· Acciones de fiscalización y control para el manejo adecuado de los bosques.

· Acciones para la adecuada gestión de las Áreas Protegidas y zonas boscosas con prioridad de conservación.

· Consolidación de sistemas agroforestales.

· Transición hacia sistemas de manejo pecuario semi-intensivos y de manejo integrado agrosilvopastoril.

· Transición hacia sistemas agrícolas con prácticas de manejo sustentable.

· Reducción de las vulnerabilidades en los sistemas productivos agropecuarios, piscícola y agroforestal.

· Aprovechamiento sostenible de recursos de biodiversidad, vida silvestre e hidrobiológicos para la seguridad alimentaria y la industrialización sostenible.

 

· Control de la deforestación ilegal y establecimiento de sistemas de monitoreo y control de desmontes, fuegos e incendios forestales.

· Formación en tecnologías adaptadas al cambio climático (saberes locales y tecnologías modernas).

· Acciones para reducir la vulnerabilidad de los sistemas productivos ante los cambios climáticos.

· Uso de variedades, especies adaptadas localmente mostrando adaptaciones más apropiadas al clima y resistentes a plagas y enfermedades.

· Medidas de seguro agrícola y pecuario que incluyan acciones productivas complementarias con la conservación, logrando sistemas productivos agropecuarios y forestales resilientes.

 

· Desarrollo de investigación e información sobre tecnologías alternativas para la adaptación al cambio climático.

· Fortalecimiento de capacidades locales para la adaptación al cambio climático.

· Fortalecimiento de la gestión comunitaria en el manejo de bosques y sistemas agropecuarios.

· Forestación y reforestación, plantaciones forestales, áreas verdes y bosques urbanos.

 

2. Período 2015-2030 con Cooperación Internacional.

 

En el marco de la cooperación internacional y con el soporte del mecanismo financiero de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Bolivia estima que podría incrementar sus resultados de acuerdo al siguiente detalle:

 

 i) Con relación al agua, se estima alcanzar los siguientes resultados:

· Se ha cuadruplicado la capacidad de almacenamiento de agua al 2030 (3.779 millones de m3) respecto al 2010 (596 millones de m3).

· Se ha incrementado la superficie agrícola bajo riego a 1,5 millones de hectáreas al 2030, respecto al 2010 con 296 mil hectáreas.

· Se ha cuadruplicado la producción agrícola bajo riego al 2030 (9,49 millones de TM) respecto al 2010 (1,69 millones de TM).

· Se ha incrementado la gestión local del agua por organizaciones sociales al 90% al año 2030. ii) Con relación a energía, se estima alcanzar los siguientes resultados:

· Se ha incrementado la participación de energías renovables a 81% al 2030, respecto al 39% del 2010.

· Se ha consolidado la participación de las energías alternativas y otras energías (vapor ciclo combinado) al 9% del total del sistema eléctrico con una capacidad instalada de 1.378 MW al 2030.

· Se ha ampliado el potencial exportador de Bolivia de electricidad, generada principalmente de energías renovables, a una potencia de 10.489 MW al 2030. iii) Con relación a bosques y agropecuaria, se estima alcanzar los siguientes resultados:

· Se ha incrementado en siete veces más la superficie de manejo comunitario de bosques al año 2030.

· Se ha incrementado en 40% la producción forestal maderable y no maderable y duplicado la producción de alimentos provenientes de la gestión integral del bosque y sistemas agropecuarios al 2030.

· Se ha incrementado la reforestación a 6 millones de hectáreas al 2030.

(Fuente: Ministerio de Planificación del Desarrollo – Bolivia).

 

Inversión Verde

Miembro de Green Investment Ltda.

La Paz, 22 de septiembre de 2017.

 

 
 
 
Oficina Central: Edificio Terranova, Calle Ignacio Cordero Nro. 976 - Zona San Miguel, Piso 2, Of. 203
Tel.(591-2) 2772077, Cel. Contacto: (591)72000075, info@greeninvestment.org
La Paz - Bolivia :: Sud America